Hacer tipos como vestidos o jeans

Tipos de jeans para gorditas: descubre cuál es el tuyo ... ,1,Como disimular piernas gruesas,1,Cómo elegir el traje de baño si soy gordita,1,Como elegir el vestido de novia,1,Como evitar calorias,1,Como hacer dieta si soy gordita,1,Cómo lograr un vientre plano,1,Como maquillarme,1,Como maquillarme si soy gordita,2,Como peinarme,1,Como ... Vestidos de jeans para gorditas, la tela de Jeans o también conocida como Denim es una de las mas versátiles en el diseño de modas, y por supuesto que no se limita a la fabricación de pantalones resistente, el denim puede convertirse y de hecho ya lo es en una de las telas más cotizadas del mercado, ofrece básicamente dos cosas, resistencia y estilo. Pero hay que hacer lo contrario a los rectos. Es decir, si decides usar unos jeans con campanas, hay que llevarlos muy ajustados (o bastante) en la parte superior. Instagram: @alexandracoveos. Relacionado Los jeans que debes usar si quieres aumentar tus caderas. Estampado. Hay que darle altura al cuerpo con telas completamente diferentes. Tipos de pantalones. Los diseños han estado forzando diferentes cortes de jeans, con una sección media bastante alta, con piernas apretadas (en España se llamaban delgadas, en Argentina se las conoce como chupines, en Venezuela se las llamaba como un cilindro, en México y Colombia eran nombre como en tubo), recto o acampanado (o pata de elefante). Hacer vestidos es uno de los proyectos más complicados para empezar, y es más fácil hacerlos cuando usas un patrón. Los patrones son las medidas específicas y las formas de las diferentes partes en las que tienes que cortar el vestido. Estos están disponibles gratis, o por un precio bajo en internet o en tiendas de tela, o de manualidades. Como madres, debemos estar al tanto de las nuevas tendencias, que surgen a menudo en moda para niñas. Pues, cada año aparecen más y modernos vestidos. En esta ocasión, hablaremos netamente sobre los vestidos de jeans para niñas. Claro, que si estás buscando otros modelos para tus hijas, puedes darte una vuelta por nuestros demás ... 03-may-2017 - Cada tribu urbana mantiene un estilo de moda, pero tu puedes acoplarte con el que más te sientas cómoda, por eso dejo algunas opciones para armar su guardarropa con las mejores opciones. Ver más ideas sobre Estilo rockabilly, Guía de estilo, Consejos de moda.

No es mi problema

2020.06.25 04:18 maniantico92 No es mi problema

Recordando pude encontrar un titulo afín a ésta anécdota. Enero o febrero, no sé; pero te puedo asegurar que se trataba de un día muy frio, y un servidor bastante frito en todos los aspectos. Aún borracho, salí en la mañana para dirigirme a otro lugar donde quedarme. Estando en Guadalupe, limitando con Juarez caminé a la estación donde conecta la ruta con el metro. Caminé cuarenta minutos entre respiros irregulares, la nariz roja y los pies mojados por el agua helada, misma que se colaba por el cuero de mis tenis. Mientras pensaba con quien podría pasar el rato, a sabiendas que no tendría ni un peso, ni nada que ofrecer más que mi tiempo y mi cuerpo. Odiaba sentirme patético ante mis amigos, conocidos y familiares. Aunque siempre sabía que después de situaciones de ese tipo, llega un punto en donde no se puede caer más, y buscas de nuevo la estabilidad emocional. Un trabajo, escuela , escribir, lo que fuera. Y luego, apenas encontrándola recaer de nuevo en la enfermedad y la miseria. Un circulo sin salida, del cual ya me había habituado desde hace años. Podría darme una vuelta al casino donde solía trabajar, si tengo suerte estará ahí la hostess que acostumbraba saludarme con un abrazo, y un beso húmedo. Bella; de ascendencia inca, cabello castaño, y unos cuantos mechones platinados pero con cuerpo de veinteañera . Quise suspirar, cosa que no pude hacer por la congestión. Imaginaba mi pasado, tomando sus manos y ella respondiendo con sus dedos entrelazando los míos. Era su ''novio'', Liz bromeaba con sus compañeras abrazándome. Yo respondiendo a su cariño, malinterpretando la confianza, como todo hombre. Siempre optaba por nunca averiguar su intención, ni la de ninguna mujer. Una visión idealista del amor nunca funciona, al menos no funcionó mi. El dolor, el rechazo te obliga a ver la realidad como tal. Liz casi tenía la edad de mi madre, y dos hijos. Ahora no sonaba mala idea un romance e incluso algo más serio. Llegaría con el pretexto de cobrar mis doscientos pesos de liquidación, y me toparía con ella. No con la tatuada, ni con la host del novio posesivo. A ella le tocaría el turno de mañana, sea entrando o saliendo, es igual. Pero allí estaría. Conversando, compartiendo unas papas con carne, acomodándome el cuello de la chaqueta, y tocando un rostro frio y enrojecido, sintiendo sus largas uñas descansar sobre mi piel cicatrizada. Trataría de convencerla de dejarme pasar una noche, sin parecer que llevo varios días viviendo entre calles, la central y el parque alamey. Había tenido la fortuna de dormir los últimos días bajo techo, y me sentía con suerte. Como dije, la realidad no tardó en traicionarme estando a unos pasos de mi ex trabajo. ¿Y ahora que? Tendría que hacer todo el papeleo, para que me suelten la feria. Si no esta Liz tendría que esperar varias horas hasta tarde. Suponiendo que logro convencerla, y me la paso en su casa. ¿Que me esperaría ahí? Una chica adolescente mirándome, torciendo la boca y preguntando a su madre quien soy. Un niño diciéndome ''señor'', mirando hacia arriba con su juguete en la mano. Tal vez estaría durmiendo junto a Liz en su sofá abrazándome, después de jugar un poco con su hijo. El señor de la casa llegaría esperando la cena, y al encontrarme me echaría a patadas sin siquiera haber tenido contacto sexual con ella por la apatía. O peor aún. Me presentaría con su esposo, y el me saludaría amistosamente porque es inteligente y sabe que no soy nada para ella. Desistí, y me volví de nuevo a la avenida. Tengo otro amigo viviendo cerca, a casi una hora caminando de donde me encontraba. Tiene televisión por cable, y probablemente tenga cerveza. Al recordar que su casa era un congelador, decidí darle una sorpresa a la familia probablemente se acercaba el cumpleaños de alguien y habría reunión. A duras penas completaba el pasaje de la ruta y el metro. Sabía que llegando al centro de Monterrey, caminaría otra hora para llegar con ellos. Comida, agua caliente, una cerveza y un techo hasta que mejore el clima, y de ahí no sé. Solo me tragaría las preguntas de siempre ¿Como has estado?, ¿Sigues trabajando?, ¿Y la escuela? Después recibiría con mucho aprecio la cortesía casi obligada que me ofrece la amorosa familia. Entré a la estación del transmetro, dirigiéndome a donde tenía que echar las monedas y las eché. Las escuché caer hasta el fondo del tragamonedas, mientras el ruido me aturdía. Apenas traté de atravesar el frio torniquete, y sentí un duro golpe que me sacó el aire. Este ni siquiera se movió, lo empujé otra vez y se acercó el guardia de seguridad. Un sujeto agradable. -Disculpe señor, me puede ayudar, es que no puedo pasar. -No puedes entrar así-dijo-al verme perdiendo el equilibrio-. -¿Así como?-dije-no le estoy faltando el respeto a nadie, mucho menos la ando cagando, solo quiero irme a mi casa. -Mírate como andas, mejor agarra un camión. Nadie se puede subir en estado de ebriedad, le pido de favor que se retire, si no me veré obligado a hablarle a la patrulla. Al menos fue cortés, y lo hubiera hecho de no tener la necesidad. -Compa, el torniquete se tragó lo que me quedaba de efectivo ¿Como voy a regresar entonces? Tíreme paro se lo suplico. -Ese no es mi problema, le pido de favor que se retire. Enfurecí. -No me voy a ir hasta recuperar mis monedas. -Entonces voy a hablarle a la patrulla. Sacó su radio. -Usted es el que me está robando. No respondió, estaba preparando mi puño pero vi su otra mano en la cintura sosteniendo un gas pimienta. Me preguntaba si los entrenaban para ese tipo de situaciones, y quien llegaría primero. Si fallaba me iría igual a transito con los ojos maltrechos, dejando ileso al hijo de su puta madre. Apenas le di la espalda con resignación, y vi la silla de carta blanca, atada con un alambre que usaba de asiento. Un modesto teléfono, conectado al toma corriente descansaba ahí. Caminé hacia la silla y le di una patada con todas mis fuerzas. Vi el teléfono, y la silla volar escasos metros, ni me molesté en ver donde cayeron. Crucé la avenida riendo mostrandole los dientes chuecos al guardia. El se limitó a mirarme con el ceño fruncido vociferando en su radio. Caminé rumbo a la siguiente estación, y me salté el torniquete. Definitivamente seguía con suerte.
2
De esas raras veces que amanecí con una resaca ligera, sin nauseas. Las cosas nunca mejoran, la nostalgia hace mella en las tripas, en el espíritu, y te engaña. Una bonita forma de aceptar la resignación. Viendo el pasado como una mejor época, sin darte cuenta que en esa misma decías que era la misma mierda de ahora, y poco a poco vas glorificando tus malos días con pequeños detalles. No pude quejarme, la pasé bien anoche. Primera paga, un jale temporal, y un par de gramos de pase. Me lavé la cara, los dientes, usando solo una gota de pasta dental para no estropear el gusto, pensaba tomar un café para paliar un poco la depresión. Hice unas cuantas gárgaras cabeza arriba, y con la garganta aun adormecida escupí una espuma roja como flor de jamaica. Acostumbraba siempre a cepillarme con violencia, y más si no recordaba nada de lo que hice la noche anterior. Arribé a un pequeño centro comercial que abrió hace poco acá en Garza Sada. De arquitectura sofisticada e iluminado con luz natural. Había un HEB, y al lado una cafetería de la misma tienda. Casi en frente un Sally Beauty, y a través del cristal sus vendedoras. Una, delgada y bonita. La otra, regordeta pero también bonita. La tercera no la vi, atendía a una madre, de esas que salen en la sección de sociales en el periódico. Ambas bonitas. En fin. Me dirigí a comprar un café, metí las manos en todos los bolsillos de mis jeans sucios. Veintitrés pesos decía la carta arriba de la caja, y en mi mano seis, y dos vellos púbicos. El bajón me hizo olvidar como iba a sobrevivir los siguientes días. Solo quería un café, y gastar las horas viendo la gente pasar, y esperar a que baje el sol. Quien sabe como le hice para desaparecer todo. Ni me esmeré en buscar culpables. Daba igual si fueron los municipales, algún jotillo o la mujer dañada a la cual le estaba invitando. No andaba tan pedo, ya que siempre acostumbro, a utilizar mucha coca y poco alcohol. Recurriendo al ultimo para bajar la ansiedad y los nervios. Nunca le encuentro sentido a quienes esnifan puntos para bajar la borrachera, o para quitar el hambre, o para permanecer despiertos. Muy común en usuarios comunes. No sirve para ninguna de esas cosas, y lo he comprobado. Me gustaba la adrenalina, la lucidez y la cara adormecida. Tan simple como la vida. Así como yo, el único sospechoso y culpable de mis pendejadas. Aunque seguía apostando, que fue algún gracioso, cuya intención era drogar a la borracha con la que andaba compartiendo fluidos, no con besos. Bueno si, pero no era ella sino la botella en la que estábamos bebiendo. Debieron de ser verdes o rivotriles.
Fingía esperar a alguien en una banca frente al área de cajas. De vez en vez, miraba a las mesas para ver quien era el primero en acabar su taza vespertina. El turno le tocó a dos rucos, bien vestidos y serios. El de anteojos, y con sobrepeso enrollaba los planos, el otro apagaba su laptop. ¿Ingenieros? ¿Arquitectos? ¿Accionistas? El gesto severo les hacía ver importantes, para mi lo eran. Ya que ansiaba el vasito de cartón, con la etiqueta pegada del refill de todo el día de hoy, que justo se encontraba en la cima del contenedor. Tomé el vaso, mirando furtivamente hacia todos lados. Era tan malo como robar, y tenían razón. El café de veintitrés, costó millones de inversión para que estuviese ahí. Ganancias y perdidas diarias. Acciones subiendo y bajando. Horas de estrés y desvelo. El dejar de ser un ser humano pensante, para convertirte en ese monstruo que llaman empresario o emprendedor. Hasta la basura debía ser capitalizada para un plan de emergencia, en caso de liquidación. La seguridad privada se encargaba de eso. De vigilar, y repeler cualquier amenaza. Limosneros, perpenadores, vendedores ambulantes, músicos callejeros, competencia. Todos peligrosos. La élite y su deber de dividir a la población, con la filosofía barata del éxito, del amor propio. Los pobres, felices con la ilusión de tener millones,competir y sobresalir, y su mentalidad millonaria. Los ricos, más astutos que inteligentes. Expertos en la avaricia, la ciencia que llaman economía. Los millones no valen nada cuando tienes todo el mercado, eso no se lo dicen al resto. Mas bien no es necesario, si se tiene todo bajo control. Y eso lo ves en las universidades, donde sus egresados son adoctrinados para pelear en el mundo empresarial, y no para progresar intelectualmente. Praxeología, la ley del más fuerte. Puto neoliberalismo. Pero quien soy yo para decir, escribir, y dar opiniones. Soy un adicto, una persona inmoral y desechable. Un ignorante. Sabía que estaba pensando con la voz, al ver miradas. Los ignoré, y vi como se dejaba caer, el delicioso chorro humeante que salía de uno de los termos cilíndricos. Café de chiapas, decía la leyenda. Sin crema, ni azúcar dije yo. Mi plan era quedarme hasta que alguno de los de seguridad me corriera. No pasó. Había recogido también una orilla de pizza. Era deliciosa, a pesar de los mordiscos y de haber venido de la basura. La salsa de tomate, discreta, en la marca dentada del pan le daba un toque dulzón. Estupendo con el café, casi gourmet. Observé, mientras bebía y rellenaba. Familias, parejas, estudiantes, hombres, mujeres. Toda una amalgama de personas. Siendo normales. Y felices. Las mismas preguntas de siempre. ¿Que hice mal? ¿Por qué no soy como ellos? Hace muchos años, encontré las respuestas. Pensar mucho, pero en nada realmente. Y pues, bastantes veces tuve la oportunidad. Con AA, NA, la iglesia católica, cristiana, la carrera y una mujer que trató de enderezarme, por mero capricho. ¿Inseguridad? Es lo que diría un ordinario. Mejor no saberlo. Me negaba a cavar mi propia tumba. A ser uno más. Moriría pudriéndome en el asfalto, por un pequeño sorbo de libertad, y una cucharada de la dulce miel de las artes. Nada menos. Las cajeras fijaron su atención, hablándose al oído. A veces movía los labios mientras pensaba. Hora de irme. Di unas vueltas más por el mall, con dos tipos siguiéndome. Justo a unos pasos de la escalera eléctrica. Llegaron jóvenes, vistiendo chalecos verdes. Limpios, impecables y sonrientes. Hablaban con la gente. No me preocupé, aprendí a vestirme bien para ahuyentar a vendedores y demás. No funcionó con ellos. No recuerdo como se llamaba. Creo que Alejandra. Las puntas del cabello, color fantasía, y unas manos clarificadas, y suaves; muy suaves. Me saludó, y le extendí mi mano áspera, por los químicos abrasivos que usaba en el jale. -Deja te explico quienes somos, supongo que has oído hablar de nosotros. Asentí diciendo que los conocía, de todas maneras lo hizo. Y recordé a Benny, de espécimen. Eran de greenpeace. Estaban recabando firmas para detener los pozos de gas y petroleo en alaska. Me contó sobre los logros. Y las nuevas problemáticas ambientales en el ártico. Lo lograron con Obama, ahora seguía Trump. Si viviera en alguna península, estaría realmente jodido. -¿Que piensas sobre que está pasando?-dijo enseñando unas fotos-la fauna está muriendo, mira como los osos polares mueren sobre trozos de hielo. -Sabía un poco, pero jamas vi a un oso en los huesos casi expuestos. La foto me perturbó bastante. Quería firmar, tenía también el presentimiento de que quería algo más. Por algo andaban merodeando en un lugar, de arquitectura sustentable. Y con la estética de mascotas, buscaban donadores y voluntarios. Me preguntaba si sabían sobre los horrores que vivían los activistas de pueblos originarios. Falsos. Bueno no. Solo estaba dividido con la clase media. Ya no tengo la edad, como para ansiar venganza de clases, son como yo, y yo como ellos. Pero no podía ayudarlos, estaba quebrado y me daba vergüenza decirlo, en especial a una mujer que me atraía. -Ayudas mucho con el simple hecho de que te interese-dijo- se ve que te importa bastante salvar el planeta. En otra vida lo hubiera hecho. Lo hice años atrás. Con los activistas alcohólicos, radicales, rompiendo vitrinas y pintarrajeando tiendas de mascotas. La chica se acercaba más y más. Discretamente daba pasos hacia atrás, y me seguía. No porque quisiese abandonarle. Disfrutaba jocosamente la verborrea. Su aliento cálido, agradable. Mientras yo apestaba a sudor, vistiendo la misma ropa de hace ocho años, no quería que me oliera. Tal vez lo sabía, y no le importaba. -Lo siento amiga, no traje mi tarjeta de nomina-dije-si quieres hago la firma en la pagina web. No tenía tarjeta, ni seguro social. -No te preocupes, pasame tu numero de teléfono, y whats. Anota el mio también. Platicamos en la noche, y nos conocemos ¿Que te parece? -Perdón, no tengo pila, no me sé el numero y traigo prisa. Su mirada cambió, se puso triste, eso creo. -Está bien-dijo con voz apagada-, de todas formas, gracias por tu tiempo. Salí de la plaza, los de seguridad ya no me seguían. No me sentí con ganas de hablar, dejando correr otra oportunidad. No lo creo. Aun así estaba seguro de que me porté como un idiota.
submitted by maniantico92 to u/maniantico92 [link] [comments]


2020.05.31 00:07 Camisamus hija aléjate de ese señor, te protegería pero estoy ocupada en el teléfono.

bueno, tengo que aclarar, esto ocurrió hace algunos años. el país en el que vivo e realmente clasista. lo interesante es que la gente pobre es la mas clasista así que discriminan a los que no lo son, hasta que tienen dinero y entonces discriminan a todos. ademas. aunque no es raro ya que una buena porción de la población habla ingles no es un tema del que la gente hable mucho así que muchos tienen la idea y costumbre de que si hablan en ingles con sus cercanos los demás no entienden lo que dicen. un día estaba saliendo de un supermercado que tiene unas largas escaleras eléctricas cargando mi bolsa cuando una mujer (desde ahora Karen) y si hija salen corriendo desde atrás mio.debido a eso, el orden en el que entramos a las escaleras eléctricas fue : Karen (hablando por teléfono en ingles de como trataba de evitar a si amiga por que desde que se había casado con un tipo con dinero no quería juntarse con sus amigas pobres,todo esto mientras va al supermercado a plena luz del día maquillada como para una boda y con un vestido de noche) Yo: cargando mi bolsa con pan y huevos y llamando un uber vestido con un blue jean y una camiseta que ensucie el la mañana moviendo unas cajas. y detrás mio, su hija que no podía seguirle el paso a su mama por que corría apurada. las escaleras como dije son largas así que tardan como un minuto y un poco mas en bajar. la mujer estaba unos 8 escalones adelante y al llegar abajo camina unos pasos antes de darse cuenta que su hija no estaba junto a ella, se voltea y ve que la niña apenas sale de la escalera detrás mio. me ve, pone una cara de asco y grita:
Karen [en ingles]: *niña* ven aqui, aléjate de ese hombre pobre puede ser un violador. la niña corre yo [en ingles]: señora esa es una acusación grave, y lo único que logra es enseñarle a su hija a vivir con miedo. Karen [en ingles]: no se de que me habla Karen [en español]: *niña* ves que me metes en problemas voy a hacer que tu papa te castigue
niña: empieza a llorar
yo [en español]: también hablo español señora, y así lo único que va a lograr es que si hija tenga miedo de todos los hombre y de usted si algún día le pasa algo, debería empezar a tratar con mas respeto a la gente y no alejarse de su amiga por no tener dinero. Karen: soy una mujer exitosa , no me digas como criar a mi hija yo: si considera que el éxito es vivir del dinero de su esposo bien. pero no pueden andar por ahí acusando a otros de ser violadores y amenazando a su hija de 4 años, sobretodo si no tiene la decencia de tomarla de la mano cuando salen de casa. en este punto Karen esta furiosa y trata de darme una bofetada, pero doy un paso atrás y ella pierde el equilibrio, se rompe un tacón y cae al piso, Veo a mi uber llegar que resulta ser un deportivo blanco super lujoso y antes de subirme le digo a la niña en ingles : "*Niña* tu madre es un mal ejemplo, no seas como ella cuando crezcas" Por lo que Karen empieza a insultarme y lanza su celular dándole a la ventana de un auto sumamente caro. como resultado el conductor llama a la policía y arrestan a la mujer, tubo que pagar la reparación, y mi transporte de vuelta a casa ya que declare, el conductor levanto cargos y las cámaras de seguridad demostraron que ademas le pego a si hija en el supermercado varias veces.
Resumen. mujer me ve sucio y me acusa en ingles de ser un violador creyendo que no la entiendo, le digo que lo que hace esta mal. la situación escala de la nada y termina rompiendo la ventana de un auto deportivo que no era mio y arrestada frente a su hija pequeña.
submitted by Camisamus to PadresConDerechos [link] [comments]


2019.02.16 20:19 keylanaomi Infodump: Algunos conceptos basicos sobre trans

Comentario original del usuarix u/SouthernSolice en el post SouthernSolice's Informational comments on being trans


Infodump: Aquí están todos mis comentarios informativos pegados juntos.
(A.) ¿Te sientes suicida o deprimida?
Por favor, trata de buscar a otras personas extrañas que pasan por el mismo tormento que tu. Los centros de LBTGQIA + y los grupos de orgullo en mi universidad me salvaron la vida. Sé que la mayoría de las personas trans quieren esconderse, pero esforzarse para encontrar a otros ayudará.
La línea de vida trans estuvo siempre ocupada, pero la línea de vida del proyecto Trevor me ayudó a superar un par de intentos de suicidio y episodios de autolesión. 866-488-7386
(B.) ¿No has salido con tus padres?
Aquí hay una guía de 10 pasos (8 páginas) para todos los géneros que lo ayudarán a comunicarse con sus padres.
(solo en inglés)
(C.) ¿Tus padres no te aceptan?
No vas a encontrar nada o hacer nada en el momento que pueda convencerlos de lo contrario. Te aman, lo cual es algo muy muy bueno. Están en un lugar emocional en este momento del que los hechos y la lógica no podrán sacarlos de ahí.
Mi mamá era la misma. El tiempo la ayudó a darse cuenta de que tomé la decisión correcta de salir como trans y vivir mi vida como mujer. Ha pasado un año desde que salí con ella, y ella probablemente todavía no me ve como su hija. Pero ella no usa mi nombre muerto, ni me malinterpreta, ni me llama su hijo; Así que creo que estamos haciendo un buen progreso.
Ninguna conversación o ciencia podrá convencer a tus padres de que su hijo siempre ha sido de un género diferente. Desearía poder ofrecerte ese estudio científico revisado por expertos que podría cambiar las creencias de tus padres, pero no hay ninguna. Solo el tiempo y la paciencia pueden ayudarles a ver que usted es serio y correcto.
Sin embargo, sí hable con ellos, pero no espere que salgan de sus creencias sostenidas durante varias charlas. Tu objetivo debe ser mostrarles qué tan serio eres y cuánto significa su amor para ti.
(D.) ¿En la universidad?
El consejo que doy a todos los estudiantes universitarios de un graduado universitario (artes liberales BA de una universidad de AL):
Introducción: intente hacer amigos queer yendo a grupos queer, vaya a las horas de oficina de sus profesores, asegúrese de que sus profesores sepan su nombre y pronombres antes de su primera clase, utilice los recursos de salud mental de la universidad (asesoramiento y psiquiatría), busque La gente queer, y no te olvides de estudiar mucho.
1.La universidad debe ofrecer servicios de salud mental gratuitos o de costo reducido, como asesoramiento y psiquiatría. Si tiene una enfermedad mental que puede ser tratada con medicamentos, debe intentar que le receten medicamentos. (Me recetaron medicamentos bipolares a bajo costo que ayudaron mucho) Investigue todos los servicios médicos y consejería. Usalos, usalos a ellos.
  1. Únase al grupo LGBT o lo que sea que tenga su campus. Hice amigos aquí, aunque era / soy muy torpe socialmente. Yo era la única persona trans en un gran grupo LGBTQ, pero las personas queer tienden a ser increíbles y amorosas
  2. Fui a una gran universidad pública en las profundidades del sur, y no fui acosada con mis faldas o vestidos porque creo que las ciudades universitarias son, en general, más tolerantes.
4.Los profesores han estado aceptando hasta el momento, la mayoría solo se preocupa de que usted haga su trabajo. Cuando volví a mis profesores en la universidad. De hecho, creo que todos me gustaron más una vez que estuve fuera y más cómodos en sus clases / seminarios.
5.LGBT centros. Vaya al centro LGBTQ más cercano si su universidad no tiene uno. Fui a un centro LGBTQIA + cuando intentaba salir. Los centros LGBT son un lugar donde puedes estar con otros sin tener que preocuparte por estar fuera del centro. También son un excelente lugar para encontrar recursos para ayudarlo en caso de una emergencia.
6.Trate de iniciar la TRH. Las clínicas de consentimiento informado son una bendición. La TRH me ayudó mucho con mis problemas mentales y también me veo mucho mejor.
  1. Algunas universidades y colegios pueden permitir que las personas trans lleguen después de las horas de trabajo (o temprano en la mañana) para nadar si se comunica con ellos antes y establece una hora. La mayoría (como la mía) le permitirá tener su propio carril, que es mucho mejor que no tener uno, ya que nadie intentará frotarse con usted. Para las piscinas públicas, mi novia y yo estamos aterrorizadas de entrar en una.
8.No tengas relaciones sexuales con extraños. Si se siente presionado por ellos y siente que lo están manipulando para tener relaciones sexuales con ellos, aléjese. NO VIVIR CON PERSONAS PARA EL SEXO. (no termina bien de la experiencia personal y de las historias de otros)
  1. Use PREP si tiene relaciones sexuales con extraños.
  2. Diría que es mejor aprender sobre el centro de asesoría, el centro de salud, los baños neutros en cuanto al género y los recursos y políticas LGBTQIA (y me encanta el mío aquí). Lamento no haber aprendido sobre el grupo LGBTQ local, porque así es como hice a todos mis amigos. Se vuelve bastante solitario si no estás fuera o no estás conectado con otra gente queer / trans. Las ciudades universitarias no son tan aterradoras si eres trans tbh. La mayoría de las ciudades universitarias que he visitado son liberales o libertarias. Advertencia: manténgase alejado de hermandades y fraternidades, especialmente en el sur. A menos que sea blanco / rico / pasajero / sociable.
(E.) ¿Necesitas consejos de citas?
Las citas LGBTQIA + son más difíciles que las citas cis-het, dado que hay un grupo de citas más pequeño. Muchos dirán que no les importan los genitales, solo el género, pero pocos realmente cumplen su palabra.
Las personas bisexuales tienden a ser las que realmente miran más allá de los genitales e incluso el género, por lo que tiene más posibilidades de encontrar a un hombre bisexual para salir con usted que a un hombre cishet. Sin embargo, hay hombres heterosexuales que saldrán contigo. Solo tienes que eliminar a aquellos que solo están saliendo contigo porque eres trans y no a pesar de ser trans. La escena de citas es áspera para las personas trans, pero con tiempo y esfuerzo, encontrarás a alguien.
(F.) ¿Quieres tener sexo anal?
Siempre use lubricante.
Cuando use juguetes, use lubricante, vaya despacio, empiece poco a poco, construya su camino hacia arriba y no vaya demasiado rápido o rasgará su forro interior. Además, utilice un enema de antemano. Cuando el agua está limpia eres bueno para ir.
Con quien sea que tenga relaciones sexuales, asegúrese de usar un condón, tómelo con calma, use lubricante y asegúrese de que jueguen con su abertura. Si buscas conexiones, también te recomendaría tomar PREP.
TLDR; ¡UTILIZA UNA MIERDA TONADA DE LUBE!
(G.) AMAB y HRT recién iniciado?
1 Recuerda que debes revisar tus niveles. Cuando mi testosterona bajó mucho con el acetato de ciproterona (bricolaje), me deprimí o me suicidé. (Soy bipolar, pero esta fue la baja T)
2 Obtener terapia. Si no estás hablando con alguien, trabaja para conseguir un terapeuta. Si estás en la universidad, tienen servicios gratuitos de salud mental. Usalos, usalos a ellos.
3 Estás en la primera milla de una caminata de 100 millas hacia tu meta. Tengo un año y solo paso el 15 por ciento del tiempo. Las hormonas no son mágicas; tienes que esperar 6 meses - 2 años para que tu cuerpo se ajuste de verdad.
4 Si tiene alguna enfermedad mental, es posible que deba ajustar su medicamento después de la TRH. Ejemplo personal: Mi ansiedad, TDAH y medicamentos bipolares tuvieron que ajustarse en consecuencia.
(H.) ¿Quiere saber cómo me faltan al respeto a diario?
En público, recibo miradas fijas, risas y algo de acoso. Muchas personas se desvían de su camino y me dicen cómo me veo como un hombre (cuando estoy usando una falda o vestido) al decir "señor" una y otra vez. También se refieren a mí como "lo que sea" o "ese tipo". Si estoy en modo de hombre, rara vez sucede, pero cuando trato de usar ropa más femenina, hacen todo lo posible para abatirme. ugh
Ser irrespetuoso en público es molesto, pero nunca me impidió experimentar la vida.
En privado, me acosté con algunos hombres que me faltaron el respeto simplemente porque era trans. Nunca me vieron como algo más que su juguete. Todo esto llevó a experiencias realmente muy malas. Si me respetaran como humano, no habrían sido tan malvados.
En general, ser faltado al respeto por extraños no debería desgastarte. Sé que será difícil no permitir que te afecten, pero debes perseverar y recordar que mereces respeto. Siempre manténgase cerca de las personas que lo respetan y, si no se lo dan, exígalo.
Descubrí que tengo que vestirme como una caricatura de la feminidad para poder tener el género correctamente. No porque no pase cuando llevo mi ropa normal; es solo que si no lo hago, ellos sienten que es un deber que Dios les ha dado para que salga al mundo.
El problema es que me gusta usar jeans ajustados y una camisa de color oscuro, o una falda y una camiseta; los fines de semana me pongo un vestido casual solo para condimentar las cosas.
No quiero usar maquillaje para pasteles, un vestido rosa lolita y hablar como Emo Philips. Solo quiero ser yo, y ser respetada como mujer.
(G.) BTW: Serás la última persona que pensará que pasas. *
(Con la excepción de las personas que lo conocieron antes de la transición, en cuyo caso es una bolsa mixta).
He estado escuchando en este subreddit y me quejo de las personas trans binarias que dicen lo mismo: "Me paso a los demás pero no a mí mismo".
submitted by keylanaomi to asktransgenderES [link] [comments]


2018.10.07 20:59 Subversivo-Maldito En un momento en que la Extrema Derecha y los Fascismos parecen resugir con fuerza, ¿cual debería ser la posición de un PERIODISMO DEMOCRÁTICO ante tales fuerzas? ¿Cómo deberían actuar los periodistas ante declaraciones que tratan de generar rechazo hacia los inmigrantes o las minorías?

En un momento en que la Extrema Derecha y los Fascismos parecen resugir con fuerza, ¿cual debería ser la posición de un PERIODISMO DEMOCRÁTICO ante tales fuerzas? ¿Cómo deberían actuar los periodistas ante declaraciones que tratan de generar rechazo hacia los inmigrantes o las minorías?
Por ejemplo, ¿sería de recibo que una prensa auténticamente democrática, informe sobre el ultraderechist Salvini, al modo en que la prensa de los años 30, lo hacía con Hitler?
Es sabido que, desde 1935 hasta 1939, el New York Times publicó cuatro historias centradas en las diferentes casas de Hitler. En 1939, mientras las tropas alemanas marchaban sobre Polonia, publicó un reportaje sobre su casa de campo en los Alpes donde se describía su rutina doméstica e incluso lo que comía. Este tipo de reportajes humanos formaron parte de una campaña de prensa internacional para poner en valor la vida privada de Hitler que los nazis utilizaron para transformar su imagen pública: de probélico líder racista a “genial gentleman bávaro”...Las fotos de Hitler –cariñoso con los niños y los animales, tan majo él, que era aficionado a la decoración– aparecieron en otros muchos medios como Life, en momentos donde ya era evidente la naturaleza brutal del régimen nacionalsocialista.
En la actualidad, se han publicado fotos y vídeos en dónde, vestido con una corbata verde brillante y en la cama, Matteo Salvini líder de la Lega –el partido ultraderechista italiano–, sonreía relajado, en un suplemento del ABC....Las fotos que acompañaban el artículo de Salvini, además de la sexys y desenfadadas de la cama, eran imágenes familiares: Matteo con su mujer, Matteo con su hijo en la feria. En fin, qué tipo tan guay, qué fácil es cogerle hasta cariño. El contenido del artículo reafirmaba un poco esa imagen de “niño terrible”, al mismo tiempo que llevaba a cabo, de forma graciosa, declaraciones racistas.
Tales publicaciones suelen defenderse a capa y espada, por algunos, bajo la óptica de la libertad de expresión...Los periodistas están para informar sobre cualquier cosa, piense lo que piense el entrevistado, defienden algunos como Eduardo Inda...Lo que no se dice es que con este tipo de publicaciones se está ayudando, por ejemplo, a un Fascista y xenófobo a hacer más sexy su mensaje....Y lo que es más grave aún: sobre la base de que lo realmente reprobable son los excesos de la izquierda, como el estalinismo, lo que que se está persiguiendo realmente es normalizar el fascismo, hacerlo digerible: no deben ser tan malos, cuando lo que persiguen es el Orden, la defensa de la unidad de la Patria, la reverencia a la bandera....
Un ejemplo clarísimo de lo que acabo de señalar es la entrevista que se realizó a varios miembros del grupo neonazi HOGAR SOCIAL DE MADRID, trístemente famoso por su campaña de publicidad que consistía en dar comida a familias necesitadas siempre que sean españolas...Pues bien, en esa entrevista se intentaba trasladar la idea de lo guays que eran sus miembros: son como nosotros aunque lleven una esvástica tatuada en el tobillo.....Al final de la entrevista, los miembros de Hogar Social, acaban apareciendo incluso como víctimas de los violentos antifascistas, cuando ellos, pobres nazis amables, solo hacen tareas sociales.
¿Un periodismo democrático debería ofrecerles una PLATAFORMA para expresar sus ideas racistas? ¿Es de recibo que en una Democracia se les ofrezca PLATAFORMAS para explicar sus ideas xenófobas, en donde la presentación NEUTRA del periodista se limite a repetir sus argumentos sin ningún tipo de valoración o contraste?.
Es fundamental un debate sobre esta cuestión ya que se corre el peligro, de que, aquellos que, chillando, exigen libertad de expresión y que cada uno diga lo que piensa, aunque lo que se diga, sea pura y dura ideología xenófoba y fascista, exijan también tener PLATAFORMAS Y CANALES PÚBLICOS, a través de los cuales transmitir "sus mensajes"....
¿Que hacer?
Es evidente que un periodismo democrático, ante el dilema de dar cabida a tales ideas fascistas en los medios, tiene dos opciones: darles cabida en los foros de discusión o que no accedan a tales foros...
Aunque soy consciente que aceptar su participación, en un foro de debate, a fascistas y xenófobos, implica normalizar su discurso xenófobo, soy partidario de que tales opciones fascistas se traten como una más, y, al mismo nivel, que las otras que ofrece nuestro sistema democrático, aunque sabemos que ellas no lo son.... Ello les aleja de intentar lanzar el mensaje de que son unas víctimas a las que se les niega la palabra y la libertad...
Ahora bien, sería en este contexto en dónde debería mostrarse claramente lo que es un PERIODISMO DEMOCRATICO y lo que NO lo es... Un periodismo democrático debería tener muy claro que no todo vale a la hora de entrevistar...Aunque sea válido darle voz y espacio, por ejemplo, a los líderes de Vox; en absoluto lo sería CONTRIBUIR a proyectar su discurso discriminatorio....Y quien dice Vox, dice Jean Marie Lepen o cualquiera de los ideólogos de las opciones de ultraderecha.
No se trataría de borrarlos de los medios u ocultarlos...pues tienen derecho a divulgar sus "ideas", por muy hediondas que sean...De lo que se trataría es de aplicar una forma adecuada y democrática en la realización de las entrevistas y las publicaciones...Es aquí en dónde debería hacer su aparición el nivel demócratico del Periodismo y de los Periodistas...Por ejemplo, en la televisión alemana ZDF entrevistaron al líder de extrema derecha Alexander Gauland, de Alternativa para Alemania (AfD), en prime time. Durante los 19 minutos que duró la entrevista no le preguntaron nada sobre refugiados o inmigrantes sino sobre cambio climático, jubilaciones, digitalización y otros temas que evidenciaron sus dificultades en responder a estas cuestiones y que hicieron patente su falta de ideas, propuestas y conocimientos. El veredicto: Garland y AfD quedaron en ridículo.
Además, se trataría de no proporcionarles gratis una plataforma pública de expresión desde la que puedan lanzar sus mensajes de odio. Si se les da voz, mejor que sea en un contexto de análisis por parte de los periodistas, no bajo la pretensión de “neutralidad”...Un periodismo democrático tiene que estar alerta, no solo contra los que más fácilmente etiquetamos como ultraderecha, sino ante todas las actitudes, discursos y opiniones que empujan hacia la fascistización social. ...Y es que la extrema derecha en Europa y EEUU viene con NUEVOS DISCURSOS más complicados de identificar o de contrarrestar...Es tarea del periodismo democrático analizar estos nuevos fenómenos...Y es que con una imagen de antisistema, muchos de estos ultraderechistas han conseguido ocupar el discurso público convertidos en opciones atractivas para una industria periodística muy cercana en ocasiones al mundo del espectáculo y sujeta a la dictadura del click.
Como dice el periodista Roberto Saviano sobre el fascismo en Italia, hay que tomar partido: “No tenemos elección. Hoy callar es lo mismo que decir que lo que está pasando, por mí, vale”.
[Fuente: https://ctxt.es/es/20181003/Politica/22110/Nuria-Alabao-periodismo-fascismo-libertad-de-expresion-entrevista-a-salvini-le-pen.htm]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2018.08.04 01:03 El-Discrepador Velador en centro comercial (Parte 3) [O]

Parte 1
Parte 2
Hubo otro sueño que recuerdo muy bien, en este sueño recorría el centro comercial que estaba más neblinoso de lo normal y encontraba una pequeña área en forma de U bien iluminada donde se servía comida, había otras personas sentadas pero no las podía distinguir correctamente. Me sentaba en uno de los bancos redondos y se acercaba el despachador un tipo normal gordo, con un bigote y un delantal blanco, le pedía que me sirviera de comer algo del menú que ya no recuerdo, veía como comenzaba a preparar algo, yo me sentía un poco incómodo pero con hambre, me preguntaba porque todo el centro comercial se veía tan oscuro menos en ese espacio y de donde había salido esa área que no había visto en ningún momento, este debería estar cerca del área de los sanitarios. El dependiente me servía un plato y cuando lo veía me había servido piezas de pollo crudo en agua simple, me daba asco, levantaba la mirada y le preguntaba al despachador que clase de comida era esa. El despachador ya era un demonio con cuernos cortos y gordo, vestido solo con el delantal, con piel rojiza y sudada, pezuñas en vez de pies y apestaba horrible, me decía con aliento fétido y voz ronca “esto comen todos aquí, tú también lo harás”. Me levantaba y las personas que estaban sentadas se habían vuelto demonios también. Desperté y me sentí confuso y nervioso, con un mal sabor en la boca me dispuse a ver los monitores, en donde se supone que debería estar el área de comida que había soñado solo había anaqueles con productos.
Otro sueño que recuerdo vívidamente fue uno donde estaba sentado en el sillón viendo las pantallas y veía como una mujer con un camisón blanco de cabello negro entraba en la oficina, caminaba muy lento, su cara era pálida grisácea con cuarteaduras por toda la cara, en las líneas de la cara salía un líquido oscuro, las cuencas de los ojos vacías y los labios morados casi negros. Se dirigía hacia y me indicaba con la mano que la siguiera, comenzaba a hacer mucho frio, me levantaba y comenzaba a seguirla, en mi mente decía “no vayas”, en el sueño llevaba un tolete en la mano y lo levantaba para darle en la cabeza, justo cuando iba a pegarle se volteaba, me “miraba” con esas cuencas vacías, yo desistía y comenzaba a seguirla de nuevo, después de unos pasos más el frio era tan insoportable que ya no podía moverme. Me desperté y sentía un frio terrible, busque mi chamarra y me di cuenta que el aire acondicionado estaba al máximo, lo apague y salí del cuarto ya que estaba congelado. Recorrí nuevamente el centro comercial para entrar en calor, después de ese sueño solo programaba descansos de no más de 20 minutos.
En estos descansos cortos todavía tenía sueños pero ya no tan intensos, me soñaba acostado en el sillón y veía sombras paradas a mi lado murmurando algo que no entendía, en otras sentía mucho miedo a algo en el aire que me lastimaba como si el aire estuviera electrificado. En ocasiones las partes obscuras del cuarto (esquinas o donde no llegaba la luz de las lámparas) sentía que algo me observaba, un par de veces dijeron mi nombre mientras descansaba y me despertaba sobresaltado. Como ateo siempre se lo atribuí a todos mis problemas, a mi pobre descanso y al estrés, sin embargo, cuando esas variables dejaron de estar presentes, estas situaciones todavía se presentan.
Cuatro días antes de iniciar el tercer mes me dieron la noticia de que había contratado a alguien más para que hiciera conmigo el recorrido en la noche, también me preguntaron si estaba a gusto e insistieron mucho sobre sobre si necesitaba algo más. Me sentí un poco aliviado y pensé que entre dos personas todo sería mucho más fácil, no me equivocaba aunque no iba a durar tanto como me hubiera gustado.
Al iniciar mi tercer mes, me presentaron a un joven de unos 23 años que me acompañaría en los recorridos nocturnos. La primer semana me dedique a enseñarle los pormenores de la labor, las áreas y los procedimientos a seguir y los necesarios en caso de algún incidente, era un joven brillante y animoso, lo había atraído la paga como a mí. La primera semana no hubo nada relevante sucedió, solo productos fuera de lugar, carritos en los pasillos, o refrigeradores mal cerrados. Le hice el comentario que me habían hecho los compañeros del turno diurno sobre no mover por ningún motivo el cristo colgado. Al muchacho se le hizo cómico pero no me cuestiono ni me pregunto nada. Él también era ateo así que no teníamos problemas con esas cosas. La segunda semana este joven al cual llamare Raúl me hizo un comentario que me puso en alerta.
Raúl- Hoy cuando entre en la tienda me pasó algo curioso, creo que iré a visitar al optometrista.
Yo: ¿Qué te paso?.
Raúl- Cuando entre por la puerta principal, de reojo pude ve a una mujer muy guapa de cabello negro largo que entraba sonriendo detrás de mí. Pude ver su playera amarilla clara y sus jeans azules desgastados no le vi los pies, yo me detuve para ver que tal estaba por detrás, pero espere un par de segundos y nadie me rebaso, me di vuelta y nadie estaba ahí, ni remotamente cerca voltee a todos lados y nadie, ya sabes que el área de entrada es bastante amplia y despejada, no pudo haber corrido o haberse escondido, se me hizo raro, creo que iré al optometrista con mi primer paga.
Yo- Tal vez viste mal. A lo mejor era un letrero tamaño real de una mujer guapa que anuncia algún producto y pensaste que era una mujer.
Raúl- Puede ser, pero no hay ninguno en la entrada, además recuerdo que la mujer estaba mirando al suelo y después levanto la vista y me pareció que sonrió cuando me vio delante.
Después de ese comentario no supe que pensar, la verdad su presencia me tranquilizaba durante los recorridos en la noche. No podía imaginar que sucedería después.
Continuará
submitted by El-Discrepador to nosleepenespanol [link] [comments]


2018.03.15 07:48 master_x_2k Caparazón II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

___________________________Caparazón II___________________________

“Estamos actualizando tu guardarropa,” decidió Lisa, después de que dejáramos a los muchachos.
“¿Qué tiene de malo mi guardarropa?” Pregunté, un poco a la defensiva.
“Nada en realidad. Es solo muy... tu. Lo cuál es el problema.”
“No me estás haciendo sentir mejor ahora.”
“Eres una persona prudente, Taylor. Me gusta eso de ti. Creo que es una adición esencial a la dinámica del grupo,” me llevó a una colección de puestos donde había mucha ropa de mujer, y rápidamente sacó tres vestidos de un estante.
“Brian es cauteloso.”
“Brian y tú son similares, pero no diría que sea cauteloso. Él es... pragmático. Ambos lo son. La diferencia entre ustedes dos es que él ha estado haciendo lo que hace durante tres años. Dos años de experiencia, antes de unirse al grupo. Así que mucho de lo que hace es automático. No piensa un segundo en las pequeñas cosas que ya ha hecho docenas de veces. Él da mucho por sentado.”
“¿Y yo no?”
“Eres observadora, detallista y enfocada. Más que cualquiera de los otros. Observas, interpretas, y luego actúas con esta cuidadosa precisión quirúrgica. Esa es una fortaleza y un defecto.”
“¿Qué tiene esto que ver con mi ropa?”
“Tu personalidad se refleja en tus elecciones de moda. Colores apagados. Marrón, gris, negro, blanco. Si llevas algo con color, lo estás usando debajo de una sudadera, un suéter o una chaqueta. Nunca nada que se destaque. Nunca mostrando mucha piel. Si bien la mayoría de la gente de nuestra edad está escogiendo ropa con la intención de definir una identidad para sí misma, encajar en un grupo, tu estás enfocada en mantenerte fuera de vista y no llamar la atención. Estás siendo demasiado cautelosa, pensando demasiado en cosas que no necesitas, tomando siempre la decisión de ir por lo seguro.”
“Y quieres cambiar eso.” Suspiré.
“Sospecho que eres capaz de sorprender a todos, incluyéndote a ti misma, cuando bajes la guardia, comiences a ser más atrevida e improvises. No solo cuando las circunstancias te obliguen a hacerlo. No estoy hablando solo de ropa, ¿sabes?”
“De alguna manera me di cuenta.”
“Más al punto, te veo alternar entre los mismos dos pares de jeans todos los días, cuando obtuviste un cheque por dos grandes cinco días atrás. Si no te hago comprar ropa, no creo que vayas a hacerlo.”
“Mi papá se preguntará de dónde la saqué,” protesté, mientras ella doblaba un par de blusas sobre uno de mis brazos.
“Me los pediste prestado. O ya no me quedan bien y te los di. O puedes quedárselos en nuestro lugar y no dejarlo más prudente.”
“No me gusta mentirle a mi papá.”
Ella me condujo a un área con cortinas que servía como cuarto de cambio. A través de la cortina, ella me dijo: “Te envidio eso. Pero si no ha descubierto la razón por la cual su vestuario se ha encogido tanto, es probable que no se dé cuenta si tienes ropa nueva.”
Estaba a mitad de quitarme la camisa cuando me llegó, “¿De qué estás hablando?”
“Vamos, Taylor. Sospecharía que tuviste algunos problemas ocurriendo incluso sin, ya sabes ... un pajarito susurrando en mi oído.”
Me apresuré a ponerme el primer vestido de la pila, luego abrí la cortina, “Tendrás que ser un poco más específica, antes de que pueda confirmar o negar algo.”
“Ese no,” hizo un ademan al vestido, un número de cuadros, predominantemente rojo y blanco. Enfadada, cerré la cortina.
Desde el otro lado de la cortina, explicó: “Al principio pensé que tu padre estaba abusando de ti. Pero dejé esa línea de pensamiento bastante rápido después de escucharte hablar de él. Sin embargo, tiene que ser una parte importante de tu vida lo que está apestando, y si no está en casa, entonces tiene que ser la escuela. Brian y Alec están más o menos de acuerdo con mi línea de pensamiento.”
“Has hablado de esto con ellos,” solté las manos de los botones del vestido y dejé que mi cabeza golpeara contra la débil pared de contrachapado de la sala de cambio.
“Sucedió cuando estábamos hablando de que te unieras al grupo, y nunca dejamos el tema en un cien por ciento. Lo siento. Eres nueva, eres interesante, hablamos de ti. Eso es todo lo que es.”
Terminé de arreglar los botones del vestido y abrí la cortina, “¿Alguna vez pensaste que no quería que curiosearas?”
Ella desabrochó el botón superior. “Lo que quieres y lo que necesitas son dos cosas diferentes. Te tiene que quedar el azul. Tira ese sobre la parte superior.” Me empujó dentro y cerró la cortina.
“Lo que necesito es mantener...” Luché para encontrar una manera de redactar cosas que no levantaran sospechas a quien escuchara, “estas dos partes principales de mi vida se separadas.”
“La parte de mierda y la parte que no apesta.”
“Claro, digámoslo así.” Encontré una camiseta y un par de jeans de tiro bajo en la pila de ropa.
“Yo podría ayudar a que las partes apestosas apesten menos,” ofreció.
Juro que mi sangre se volvió fría en mis venas. Podía verla aparecer en la escuela, burlándose de Emma. Creo que la perspectiva de enfrentar a Glory Girl nuevamente me asustaría menos. Luché para arreglar el botón superior de los jeans, lo cual no fue más fácil con mi agitación. Tardé treinta segundos en arreglar el botón, y maldije por lo bajo todo el tiempo. ¿En qué parte del mundo Lisa había encontrado unos vaqueros tan apretados? Cuando los tuve puestos, abrí la cortina y la enfrenté cara a cara.
“Hacerme probar la ropa está bien,” le dije, haciendo mi mejor esfuerzo para mantener la calma. “Pero interfiere directamente en mis problemas, y me voy.”
“¿Así de simple?”
“Así de simple,” le dije, “Lo siento.”
Se veía un poco herida, “Bien.” Haciendo un poco de pucheros, agitó una mano en dirección a mi ropa, “¿Qué piensas?”
Traté de ajustar el collar. Me gustó el diseño abstracto en el lado derecho de la camisa, pero el cuello escote en v llegaba a un punto cerca de donde terminaba mi caja torácica y empezaba mi estómago. “La parte superior está muy baja, los jeans demasiado ajustados.”
“Necesitas acostumbrarte a mostrar algo de escote. Como dije, sé valiente en tus elecciones de moda.”
“Estaría bien si mostrara algo de escote si tuviera algo que mostrar,” señalé.
“¿Eres una flor tardía?,” probó.
“Mi madre era una copa B[1], y no siempre, dependiendo de la marca del sujetador. Y eso fue después de que ella subió a un tamaño parcial estando embarazada de mí.”
“Eso es jodidamente trágico.”
Me encogí de hombros. Me había resignado a ser una escoba delgada y lisa como una tabla prácticamente desde el principio de la pubertad. Solo tenía que mirar la genética de cada lado de mi familia para saber qué me esperaba.
“Y mis condolencias por tu madre. No lo sabía.”
“Lo aprecio.” Suspiré. “Estoy vetando la camisa.”
“Bien, tiene permiso, pero guardamos los jeans. Muestran tu figura.”
“La figura de un niño de trece años,” me quejé.
“Eres más alta que un niño de trece años, no seas tonta. Además, como sea que te veas, cualquiera que sea tu tipo de cuerpo, seguramente habrá alguien que piense que eres la persona más sexy que hayan visto en su vida.”
“Fantástico,” murmuré, “Hay un pedófilo perturbado por ahí con mi nombre en él.”
Lisa se rió, “Ve, intenta algo más. Pero tira los jeans por encima. Te los compro, y si nunca los usas, tendré que conformarme con que te sientas culpable por ello.”
“Encuéntrame los mismos jeans de un talle más grande, y los usaré,” negocié. Luego, antes de que ella pudiera protestar, agregué: “Van a encogerse en el lavado.”
“Buen punto. Iré a buscar.”
Las cosas continuaron en esa línea durante un tiempo, con Lisa haciendo un poco de compras para ella también. Nos limitamos a hablar sobre la ropa, y estaba claro que Lisa evitaba cuidadosamente el tema anterior. Cuando terminamos, la mujer de la registradora lo colocó en un bloc de notas y nos pasó la hoja de papel. Cuatrocientos sesenta dólares.
“Yo invito,” dijo Lisa.
“¿Estás segura?,” Le pregunté.
“Un soborno a cambio de tu silencio,” Lisa me guiñó un ojo.
“¿Acerca de?”
Miró a la cajera, “Después.”
Fue solo después de que dejamos el puesto bien atrás, las dos cargadas con bolsas, que Lisa elaboró. “Hazme un favor y no vayas a decirle a la pandilla lo mal que paso cosas por alto, en específico que Panacea era una de los rehenes. Si preguntan directamente, puedes decirles: No te pediré que mientas. Pero si no preguntan, ¿tal vez no lo menciones?”
“Este es el silencio que estás comprando?”
“Por favor.”
“Bien,” respondí. Lo habría hecho sin el regalo de la ropa, pero creo que ella lo sabía.
Ella sonrió, “Gracias. Entre ellos, no creo que esos tipos alguna vez me dejarían olvidarlo.”
“¿Los dejarías, si las tablas estuvieran giradas?”
“Ni loca,” se rió.
“Es lo que pensaba.”
“Pero sobre nuestra conversación anterior... lo último que diré sobre el tema esta noche, lo prometo. Si alguna vez decides que si quieres que interfiera directamente en tus asuntos personales, solo dilo.”
Fruncí el ceño, lista para enojarme, pero cedí. Fue una oferta honesta, sin presionarme a nada. “Bueno. Gracias, pero estoy bien.”
“Entonces eso está arreglado. Vamos a comer.”
Fugly Bobs era comida rápida del tipo más desvergonzada, vendida en un restaurante parte bar parte choza al borde del mercado, con vistas a la playa. Cualquiera que haya vivido en el área probablemente haya comido allí una vez, en algún momento. Cualquier persona con algún sentido esperaba un año para dar a su corazón la oportunidad de recuperarse. Era el tipo de lugar con hamburguesas tan grasientas que, si pedías comida para llevar, ya podías ver a través de la bolsa de papel cuando llegaste a casa. La hamburguesa especial era Fugly Bob Challenger: si podías terminarla, no tenías que pagarla. Probablemente no hacía falta decir que la mayoría de la gente pagaba.
Brian y Alec ya estaban allí cuando llegamos, y pedimos nuestra comida de inmediato. Lisa y yo acordamos dividir una hamburguesa con queso y tocino, Brian pidió un churrasco portobello de dos piezas y Alec lo igualo con una Hideous Bob: la equivalente de Big Mac de Fugly Bob.
Ninguno de nosotros tenía era tan hambriento, valiente o tonto como para ordenar el Challenger.
Brian y Alec habían estado sentados afuera para que pudieran vernos cuando llegáramos. Después de un breve debate, acordamos quedarnos en la mesa en la que estaban sentados. Era cerca de la ventana, así que pudimos ver la televisión. Todavía estaba lo suficientemente frío como para que la mayoría de la gente se hubiera aventurado adentro. Los únicos que estaban afuera eran unos muchachos en edad universitaria, y estaban sentados en el otro extremo del patio, ocupados con cerveza y el juego en el televisor. El principal beneficio era que teníamos la suficiente privacidad como para hablar.
“No quiero ser un fastidioso,” dijo Brian, mirando las pilas de bolsas, “Pero dije que no deberían gastar tanto tan pronto después de un atraco. Es el tipo de cosas que buscan los policías y las capas.”
“Tranquilo,” Lisa lo rechazó, “solo llama la atención con las compañías de tarjetas de crédito o los bancos si se trata de un cambio dramático en los hábitos de gasto de una persona determinada. Compro cerca de esta cantidad de cosas cada semana o dos.”
Brian frunció el ceño. Parecía que quería decir algo en respuesta, pero mantuvo la boca cerrada.
“Entonces, ¿qué viene después?,” Le pregunté.
“Cena, luego postre,” respondió Alec, su atención en la televisión dentro.
“Quise decir en términos de nuestra,” bajé la voz, “actividad ilícita.” Un rápido vistazo comprobó que los chicos universitarios al final del patio seguían absortos en el juego. No pude entender nada de lo que estaban diciendo, y estaban siendo ruidosos, así que estaba bastante segura de que no podían oírnos.
“¿Hay algo que quieras hacer?,” Me preguntó Brian.
“Algo menos intenso,” decidí, “me siento como si hubiera saltado al fondo de la piscina sin saber exactamente cómo nadar.” Prefiero conocer mejor mis poderes en el campo, descubrir cómo enfrentar las situaciones, antes de enfrentarme a personas como Lung y Glory Girl, que son literalmente capaces de despedazarme miembro por miembro.”
“Ah. Algo más fácil entonces.”
“Si Rachel estuviera aquí, te volvería a llamar cobarde,” comentó Alec.
“Tendré que alegrarme de que ella no esté aquí, entonces,” sonreí.
Nuestra comida llegó, y usamos platos adicionales para repartir nuestros pedidos individuales, así que todos tuvimos un poco de cada uno. Eso nos dejó a cada uno de nosotros una mezcla de papas fritas, batatas fritas, aros de cebolla y calabacín frito en un plato individual. Los lados solos habrían sido más que suficientes alimentos crudos para una comida en sí misma, pero también estaban las hamburguesas, cada una lo suficientemente grande como para ocupar casi un plato entero. Lisa y yo cortamos la hamburguesa con queso y tocino por la mitad, y cada uno tomamos una porción.
“Supongo que no eres del tipo que gana peso,” me miró Lisa.
“Tengo que esforzarme para aumentar.”
“Maldición,” refunfuñó.
“Si te sirve de consuelo,” le dije, después de darle un mordisco y limpiarme la boca con una servilleta, “esto va a hacer estragos con mi piel.”
“Eso ayuda,” sonrió.
Alec puso los ojos en blanco, “Suficiente con la charla de niñas.”
“¿De qué quieres hablar, entonces?,” Lisa le preguntó.
Él se encogió de hombros y tomó un bocado de su hamburguesa.
Tuve una sugerencia “Sé que es una especie de cliché, pero cuando las personas con poderes se juntan, ¿no es una especie de estándar compartir historias de origen?”
Aparentemente, no podría haber elegido una mejor manera de matar la conversación. Lisa se dio la vuelta, por una vez sin una sonrisa en su rostro. Brian y Alec me miraron de forma extraña, sin decir nada.
“¿Qué?” Pregunté. Comprobé dos veces que no había nadie al alcance del oído. “¿Qué dije?”
[1] La copa B americana, es casi la mas pequeña en una escala alfabética que empieza en la AA (nada)

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


Transforma tus jeans en vestido de niña DIY Como hacer shorts con jeans viejos / Jeans con Bordado / jeans primaverales /tendencia 2017 TUTORIAL ENTERIZO CON MANGA JAPONESA Y SHORT CIRCULAR + PATRÓN  DIY JUMPSUIT Diy:vestido jeans facil 65 vestidos de jeans o mezclilla Outfits con vestidos de mezclilla Cómo hacer un VESTIDO FÁCIL Y RÁPIDO, SIN MOLDES! - YouTube CÓMO HACER UN VESTIDO TIPO OVEROL DE UN JEANS RECICLADO ... Dicas de Looks Para Usar Com Vestidos Jeans Curto

10 mejores imágenes de Tipos de vestimenta estilo ...

  1. Transforma tus jeans en vestido de niña
  2. DIY Como hacer shorts con jeans viejos / Jeans con Bordado / jeans primaverales /tendencia 2017
  3. TUTORIAL ENTERIZO CON MANGA JAPONESA Y SHORT CIRCULAR + PATRÓN DIY JUMPSUIT
  4. Diy:vestido jeans facil
  5. 65 vestidos de jeans o mezclilla
  6. Outfits con vestidos de mezclilla
  7. Cómo hacer un VESTIDO FÁCIL Y RÁPIDO, SIN MOLDES! - YouTube
  8. CÓMO HACER UN VESTIDO TIPO OVEROL DE UN JEANS RECICLADO ...
  9. Dicas de Looks Para Usar Com Vestidos Jeans Curto

Cómo hacer un VESTIDO sin hombros y sin ... como hacer un monito o enterizo playero - Duration: 6:24. Nora Delgado ... Cómo hacer un LEGGINS Moldeador tipo faja para reducir la cintura (PATRONES ... Aprende como hacer unos shorts jeans super primaverales y de tendencia por solo 2 dolares , reutilizando jeans viejos , parches e hilos de colores, estos tipos de diseños estan muy a tendencia ... COMO COSTURAR VESTIDO JEANS (INSPIRADO NA INTERNET) - Duration: 15:01. Adenice Roupas Feitas por Mim 106,856 views. 15:01. DIY transforma unos PANTALONES en OVEROL/BRAGA😱 - Duration: 6:42. De pantalon de niño, a overol de niña. DIY Como hacer un vestido para niñas paso a paso para vender y ganar dinero - Duration: 24:47. Gana dinero costura paso a paso y manualidades 155,532 views Como fazer Vestido jeans com amarração - Suellen Redesign feat Alana Santos Blogger - Duration: 7:49. Suellen Redesign 172,510 views CÓMO HACER UN VESTIDO TIPO OVEROL DE UN JEANS RECICLADO Hola amores! Esta semana os enseño a hacer un #vestido #DIY fácil, rápido y sin patrones con corte evasé tomando como referencia un jersey que os quede bien.... A veces un vestido de mezclilla idéntico con el look casual y chic, pero en realidad por elegir que el modelo también puede usar un material de dril de algodón como ropa formal como para la fiesta. Oi no video de hoje ensino vcs a fazerem um vestido jeans da moda com apenas uma calça jeans muito facil espero que gostem se gostarem deixe seu joinha ai pra mim bjuuuuus.